10 años de electromóvil TravelScoot
TravelScoot Slogan

Viajar con el scooter

Gracias a su increíble ligereza y a su pequeño tamaño, TravelScoot puede llevarse a cualquier parte.

Ya sea para ir al supermercado de la esquina, viajar con el transporte público para ir a la ciudad, o para viajar por medio mundo o el mundo entero, la TravelScoot le devolverá la movilidad, aunque sus pies ya no respondan como antes.

Cuando cuesta caminar, en general también es difícil estar de pie. Sin embargo, ponerse de pie es una necesidad diaria, ya sea para pagar en la caja, ir a un mostrador, etc. Con el triciclo TravelScoot no esperará de pie en la cola, sino SENTADO. Con el triciclo, tendrá siempre su propio asiento en el transporte público, y no tendrá que estar pidiendo a gente más joven o sana que le cedan el asiento. Basta con aparcar en dirección transversal a la dirección de viaje, poner los frenos, y quedarse allí.



Viajar en tren con el triciclo

En la mayoría de los trenes hay plazas reservadas para sillas de ruedas y otras ayudas a la movilidad, como la TravelScoot. Si no hay espacio, se puede permanecer sentado en el triciclo eléctrico.

El triciclo para minusválidos y los aeropuertos

La TravelScoot permite recorrer las distancias generalmente largas de puerta a puerta o de puerta a salida, sin tener que pedir una silla de ruedas al personal del aeropuerto.

Leer más: Consejos para viajes en avión

Tanto en Alemania como en el extranjero, todas las empresas de transporte público, ya sea para transporte de pasajeros, de corta distancia o larga distancia, líneas aéreas o empresas de viajes en barco, están obligadas por ley a aceptar dispositivos médicos como sillas de ruedas y triciclos de forma gratuita, siempre y cuando dispongan de la infraestructura para ello. Casi siempre la tienen

Compre la TravelScoot ahora en uno de nuestros distribuidores autorizados

Mostrar distribuidores