10 años scooter eléctrico scooter Travelscoot
TravelScoot Slogan

Hartmut Huber - inventor de la TravelScoot

Hartmut Huber, ingeniero mecánico y constructor de aviones aficionado de Múnich sufrió lesiones graves en ambas piernas cuando se estrelló con su aladelta. Los médicos lo reconstruyeron, pero, a medida que envejecía, aumentaron sus problemas para andar y mantenerse de pie, así que en 2003, cuando aún vivía en los EE. UU., se fue haciendo a la idea de procurarse un scooter o triciclo eléctrico.

Sin embargo, de entre los numerosos modelos de scooter que ofrecía el mercado, ninguno de ellos cumplía el requisito básico de ser fácil de cargar y descargar por él mismo en su avión de construcción personal. Se encontró con problemas similares con el transporte en coches o en transporte público.

Sin excepción, todos los scooters eléctricos eran demasiado pesados y engorrosos. Las personas con movilidad limitada en general no pueden levantar pesos pesados. También, en parejas, cuando el hombre se lesiona es su mujer la que debe hacerse cargo. En el mercado aparecieron también triciclos desmontables para minusválidos, que tampoco eran lo suficientemente ligeros. Para la mayoría de las personas con discapacidad, seguía siendo demasiado engorroso y pesado. Había que buscar una idea totalmente distinta.

Hartmut Huber - The inventor of the TravelScoot

Unos años antes, los triciclos ligeros de aluminio para niños y adultos se volvieron populares en todo el mundo, y Hartmut Huber se inspiró en este concepto para su idea. Después de aproximadamente un año de desarrollo, creó el scooter eléctrico más ligero y compacto del mercado, y lo llamó TravelScoot (TM), y solicitó la patente.

Con un peso inferior a la mitad y un 30 % más de capacidad de carga que otros modelos de la competencia, TravelScoot in se convirtió en un éxito muy rápido. Con la introducción de una batería de litio, se volvió a reducir el peso del modelo, y con un peso de solo un tercio en comparación con otros triciclos eléctricos, proporcionaba el mismo rendimiento. En el aspecto práctico, la reducción del peso del vehículo trajo consigo un aumento de la distancia que podían recorrer. Otra consecuencia de esto, en el plano estético, es que la TravelScoot no tiene tanto el aspecto de un vehículo para minusválidos, lo que ayuda a eliminar el estigma que sufren estas personas.

En 2007 se concedió la patente para TravelScoot en Estados Unidos, y la solicitó en otros países.

Entretanto, Harmut Huber vendió los derechos de patente de TravelScoot en los EE. UU., Australia, y otros países, y ha vuelto a asentarse en su hogar en Baviera. Desde principios de 2010, comercializa exclusivamente TravelScoot en toda Europa.

Compre la TravelScoot ahora en uno de nuestros distribuidores autorizados

Mostrar distribuidores